Una delegación de Guinea Ecuatorial asisitira a la próxima cumbre China-África en Senegal.

0

El Gobierno chino ha cursado una invitación al Gobierno ecuatoguineano para que participe en la próxima cumbre China-Africa, que se desarrollará en la segunda quincena del mes de noviembre en Dakar.

Esta voluntad de la administración de Beijin ha sido trasladada en la tarde de hoy al vicepresidente de la República en un encuentro que ha mantenido con la diplomática del gigante asiático con acreditación en Malabo, Qi Mei.

La cita desarrollada en el Palacio del Pueblo de la capital ecuatoguineana entre Nguema Obiang Mangue y Qi Mei, también ha servido de plataforma para revisar, por un lado, el estado de cooperación entre ambos paises y por otro, plantear la necesidad de fortalecer a nivel institucional los compromisos en materia de cooperación entre las formaciones políticas Partido Democrático de Guinea Ecuatorial y el Partido Comunista Chino.

China es consciente de la evolución sociopolítica y económica que ha conocido el Gobierno ecuatoguineano, que en el año 2007, diseñó un ambicioso Plan de Desarrollo Nacional que ha cambiado la concepción internacional del país, gracias a los esfuerzos y el liderazgo del Partido Democrático de Guinea Ecuatorial.
En este sentido, la diplomática asiática ha trasladado a Nguema Obiang Mangue, vicepresidente del PDGE la esperanza del Gobierno y Partido Comunista Chino de un próspero desarrollo del congreso Nacional Ordinario que se celebrará en el mes de noviembre en la ciudad de Bata.

Los dos países mantienen cálidas relaciones de amistad y cooperación desde hace más de cinco décadas, fundamentadas en la cooperación Sur Sur y, bajo el principio de la no injerencia en asuntos internos de otros Estados.

Foro de Cooperación China-África (FOCAC)

La próxima cumbre del Foro de Cooperación China-África (FOCAC) en Dakar, Senegal, enfrenta una relación que se está expandiendo pero que sigue siendo profundamente asimétrica. Después de 21 años de cumbres trienales, existe una percepción generalizada de que China todavía se beneficia más de la relación que sus socios africanos. África mantiene un déficit comercial anual estructural con China que asciende a más de 20.000 millones de dólares . Con la fabricación a gran escala en gran parte ausente, los países africanos continúan importando costosos productos terminados de China mientras exportan materias primas más baratas .

 Los países africanos dependen de las empresas y los prestamistas chinos para financiar y construir la infraestructura de exportación crítica. Sin embargo, las empresas africanas enfrentan importantes barreras de entrada a los mercados de productos de valor agregado de China en relación con las exportaciones de productos básicos.

Otro problema persistente es que, con demasiada frecuencia, las élites africanas aprovechan la generosidad china para construir redes de patrocinio , fortalecer sus posiciones políticas y maximizar el autoenriquecimiento. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí