Las consecuencias de la guerra Rusia-Ucrania en los países de la CEMAC en 2022

0
- Advertisement -
Getting your Trinity Audio player ready...

 El () presentó su punto de vista sobre cómo la guerra en curso entre y Ucrania ha impactado en las economías de la región de en 2022. En un reciente boletín económico y estadístico, la institución observó un impacto en forma de V derivado del conflicto.

En buena nota, “el crecimiento económico pasó del 1,8% en 2021 al 2,9% en 2022 gracias a un buen impulso en el sector de en la región, a pesar de un ligero descenso en el sector no petrolero”. Sin embargo, antes de que comenzara la guerra, Beac esperaba un crecimiento del 3,2%, lo que significa que la guerra causó una pérdida de 0,3 puntos.

Aunque ha habido una mejora en los precios del petróleo crudo y el en el mercado internacional, con repercusiones financieras positivas para los países de la Cemac, la demanda fue menos vigorosa. Beac señala que la demanda interna bruta ha hecho una menor contribución al crecimiento de la Cemac en 2022, aunque sigue siendo el principal motor del crecimiento real en la región (2,1 puntos en 2022, frente a 7,4 puntos en 2021), con una ligera disminución en la contribución del consumo privado (3,5 puntos en 2022, frente a 4,0 puntos en 2021) y la del consumo público y la inversión bruta (- 1,1 puntos y – 0,4 puntos respectivamente).

La guerra entre Rusia y Ucrania también ha desencadenado fuertes presiones inflacionarias en la Cemac, ya que muchos países de la región dependen del trigo ruso y las materias primas de construcción de Ucrania.

En 2022, debido a los mayores precios de los alimentos, la inflación aumentó a un promedio anual de 5,6% y 6,7% interanual, en comparación con 1,7% y 2,6% respectivamente un año antes. Antes del estallido de la guerra, Beac pronosticó una inflación del 2,1%.

En contraposición, el BEAC detectó una mejora en las de los países de la Cemac como resultado de la tendencia alcista en los precios de los productos exportados (…), particularmente del petróleo crudo . En general, el saldo presupuestario, incluidas las subvenciones, alcanzó el 2,5 % del PIB en 2022, en comparación con el -1,2 % del PIB en 2021. Antes del comienzo de la crisis, se pronosticaba en el 0,5 % del PIB, un aumento de 2,0 puntos porcentuales.

Sobre la oferta monetaria y sus contrapartes, el Beac señaló “un aumento en los activos externos netos del sistema monetario, que se duplicaron a CFA2,863,8 mil millones; una desaceleración del 4,7% en los activos netos del sistema monetario frente a los países de la CEMAC, a CFA8,585,1 mil millones; una un aumento del 7,7 % en los préstamos a la economía, hasta los 9.912 300 millones CFA; y una ratio de cobertura de divisas del 73,1 % (frente al 64,0 % en 2021), 6 puntos básicos por encima del nivel proyectado antes de la guerra”.

Deja un comentario