Por una bioeconomía para luchar contra el hambre y la crisis climática en África

0

La próxima sesión de la Comisión Africana de Silvicultura y Vida Silvestre que se llevará a cabo en Kinshasa (RDC), examinará las oportunidades de la bioeconomía y otros problemas que enfrenta el continente.

Un editorial de Edward Kilawe, secretario interino de la Comisión Africana de Silvicultura y Vida Silvestre (AFWC) de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Los bosques de ofrecen enormes oportunidades, no solo en términos de prosperidad, sino también como herramienta para combatir el cambio climático y el hambre, y para desarrollar la resiliencia del continente ante futuras crisis.

Los bosques son vitales como anfitriones de la biodiversidad, sumideros de carbono y fuentes de sustento para las comunidades locales.

Pero los bosques de África están bajo una enorme presión, ya que la demanda económica impulsa

Los bosques impulsan los sectores de la construcción, la fabricación, los servicios, la agricultura, la y la salud. Con respecto a la energía en particular, África depende en gran medida de la leña, que representa más del 40% del suministro total de energía primaria. La demanda mundial de madera supera la oferta, lo que convierte a África en un importador neto de productos forestales.

Se espera que la demanda crezca exponencialmente en las próximas décadas. Se espera que el consumo anual mundial de todos los recursos naturales, incluidos los de los bosques, se duplique con creces a 190 000 millones de toneladas para 2060, impulsado por el crecimiento de la población y el aumento de la riqueza. La biomasa, incluidos los productos forestales, proporciona alrededor de una cuarta parte del total y también se espera que este porcentaje aumente.

Satisfacer esta demanda no debe hacerse a expensas de los ecosistemas, sino que debe ser sostenible a través de una mayor eficiencia, restauración, reforestación y forestación de tierras degradadas.

Una bioeconomía forestal para África

Se puede construir una bioeconomía sostenible, neutra en carbono y circular a través de productos forestales sostenibles, leñosos o no. Los países que ya han adoptado este concepto emergente incluyen Sudáfrica, , Ghana, Namibia y Uganda.

Una bioeconomía basada en los bosques apoyaría el desarrollo socioeconómico de las comunidades locales y fortalecería las cadenas de valor de los bosques más allá de los productos forestales primarios. Las plantaciones sostenibles satisfarían las necesidades de África de leña y otras maderas. Se desarrollarían industrias relacionadas, incluido el ecoturismo y la producción de frutas y nueces del bosque. Los «residuos» se reutilizarían para crear otros puestos de trabajo, bienes y servicios.

En África, esto requeriría políticas a nivel local, nacional y regional que involucrarían al sector forestal desde el inicio del proceso. Se necesitan alianzas público-privadas innovadoras. Debe alentarse el intercambio de información sobre las lecciones aprendidas entre los países.

Kinshasa acoge reunión regional sobre bosques y vida silvestre

Este enfoque de la bioeconomía es uno de los temas que se discutirán la próxima semana cuando expertos técnicos, asesores de políticas, representantes de comunidades forestales y funcionarios gubernamentales de toda África se reúnan en Kinshasa para la 23ª sesión de la Comisión Africana de Silvicultura y Vida Silvestre (AFWC) . organizado por el gobierno de la República Democrática del Congo.

La Comisión, establecida por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), es el foro continental más importante para discutir cuestiones políticas, científicas y técnicas relacionadas con la silvicultura y la vida silvestre.

Otros temas que se discutirán la próxima semana incluyen el papel de los bosques y la vida silvestre en los programas de recuperación de la crisis de Covid-19, el progreso en la lucha contra la deforestación y el manejo sostenible de la vida silvestre en África.

La FAO trabaja con socios en toda África para promover el uso sostenible de los ecosistemas a través de sistemas agroalimentarios más eficientes, inclusivos, resilientes y sostenibles. Proyectos multimillonarios dirigidos por países ya están en marcha en muchos países africanos densamente boscosos para promover el uso sostenible de los bosques que equilibrará los medios de vida y la prosperidad económica con el almacenamiento de carbono, la reforestación y el fortalecimiento de los ecosistemas.

Las recomendaciones de la sesión de la AFWC de la próxima semana se transmitirán a los gobiernos a través de las delegaciones participantes y se incorporarán a los debates a nivel mundial dentro de la FAO. Es a través de estos foros que la creación de consenso y el intercambio de información pueden contribuir al establecimiento de sectores forestales y de vida silvestre robustos y sostenibles en África.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí