Comunicado de prensa del Ministerio de Hacienda, Economía y Planificación de Guinea Ecuatorial.

REPÚBLICA DE GUINEA ECUATORIAL Ministerio de Hacienda, Economía y Planificación. 

En ampliación al Comunicado de Prensa del Consejo de Ministros celebrado el pasado viernes, 14 de agosto del año 2020, en el que se señala que «el Gobierno se ve obligado a tomar medidas de rigor para mitigar los efectos y posible insolvencia del Gobierno frente a sus obligaciones puntuales; y para prevenir situaciones políticas graves que pueden crear sensibilidades de una inestabilidad aparente que puede provocar el descontento general de la población», a través de este Comunicado queremos complementar este anuncio en el sentido de que estas medidas son precautelativas con el fin de evitar una profundización de la crisis que pudiera conllevar a una situación mucho más crítica, dadas las condiciones económicas y financieras actuales, derivadas por la pandemia COVID 19. Para tal fin, el Gobierno toma la decisión de reestructurar su gabinete ministerial con el fin de acelerar la implementación de las medidas económicas y de carácter estructural que se encuentran en ejecución.

Guinea Ecuatorial, como la mayoría de los países del mundo, se enfrenta a una crisis económica sin precedentes, cuya dimensión es aún desconocida ante la incertidumbre por la evolución y duración de la pandemia. En efecto, desde marzo del presente año, nuestra economía se ha visto fuertemente golpeada por la doble crisis, por un lado, la aparición del COVID 19, y, por otro lado, la fuerte caída de los precios internacionales del petróleo, que debido a la dependencia de nuestra economía al sector petrolero ha impactado significativamente nuestros indicadores económicos y financieros. No obstante, es importante resaltar que, a pesar de los fuertes efectos de la crisis, Guinea Ecuatorial sigue siendo una economía altamente solvente con un enorme potencial para el desarrollo y crecimiento gracias al importante stock de infraestructuras económicas y sociales de alto nivel y a los nuevos desarrollos del sector gasífero, así como a la estabilidad política y social reinante.

A pesar de la fuerte caída de precios internacionales del petróleo acaecida a mediados de 2014, que deterioró fuertemente los indicadores macroeconómicos y financieros, la actividad económica pasó de registrar una caída de más del 9% del PIB en 2015 a menos del 6% del PIB en 2019, los niveles de endeudamiento siguen siendo sostenibles, alrededor del 40% del PIB, muy por debajo del criterio de convergencia establecido por la CEMAC, de igual manera, las finanzas públicas vienen ajustándose, con una reducción del déficit fiscal de más del 10% del PIB entre 2014 y 2019, gracias a la política de racionalización y reorientación del gasto público diseñado dentro del marco fiscal y macroeconómico refrendado recientemente con la firma de un programa financiero con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Tras la reciente crisis, se estima que nuestro Producto Interno Bruto caería alrededor del 6% en 2020, frente a un pronóstico inicial de una caída de 1,6%. En un escenario más pesimista estaríamos hablando de una caída del PIB de entre 8,0 y 9,0 por ciento, que si bien es un importante deterioro estaría muy por debajo de los niveles de muchas economías desarrolladas y en desarrollo que estiman tasas de crecimiento negativas de dos dígitos.

El sistema financiero nacional, que fue el otro gran sector afectado por la crisis, cuenta con el apoyo del Gobierno para mantener su solvencia y cumplir con los estándares prudenciales de la Comisión de Supervisión Bancaria (COBAC). Si bien la deuda del Gobierno con las empresas constructoras, uno de los principales clientes del sistema financiero, ha aumentado la cartera en mora de los Bancos, se espera que, tras la regularización de esta deuda con la emisión de Bonos Públicos, cuyo estado es bastante avanzado, los balances de los Bancos mejorarán sustancialmente, así como su acceso a una mayor refinanciación con el Banco Central.

Por otra parte, los compromisos de los Jefes de Estado de nuestra zona CEMAC para fortalecer la moneda común a través de apoyos financieros respaldados por el FMI avanzan conforme a los acuerdos y gracias a estos apoyos Guinea Ecuatorial tiene garantizado un apoyo presupuestario para financiar los presupuestos durante el trienio 2020-2022 y la facilidad de créditos extraordinarios para atender la pandemia.

Estamos convencidos que todo el paquete de reformas estructurales orientado al restablecimiento del crecimiento económico, a la industrialización y diversificación de las fuentes de crecimiento, al fortalecimiento del sistema financiero como motor fundamental para el crecimiento del sector no petrolero, a la mejora del clima de negocios y a la gobernanza y lucha contra la corrupción, nos ayudarán a superar la crisis coyuntural y a alcanzar la inclusión social y la sostenibilidad económica trazadas en nuestra Estrategia Nacional de Desarrollo Económico y Social, Guinea Ecuatorial 2035.

En la coyuntura actual, a raíz de la crisis económica. muchos países se enfrentan a presiones políticas y sociales importantes que profundizan aún más la crisis, sin embargo, en Guinea Ecuatorial gracias al liderazgo del Presidente de la República, Su Excelencia OBIANG NGUEMA MBASOGO, a las medidas adoptadas oportunamente para frenar la pandemia y ala incentivación y apoyos económicos a los sectores más vulnerables y al sector empresarial, tenemos un plan de recuperación de mediano plazo que cuenta además con el respaldo y la supervisión de los organismos económicos y financieros internacionales.

Malabo, a 17 de agosto de 2020

POR UNA GUINEA MEJOR;
EL MINISTRO EN FUNCIONES
CESAR AUGUSTO MBA ABOGO

 

Publicar un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.