La alcaldía de Malabo cancela la celebración de los marcadillos locales ante el repunte de casos de Covid-19

El ejecutivo del ayuntamiento del distrito de ha firmado un bando donde se cancela la celebración de los mercadillos en los distintos barrios de la ciudad para evitar la propagación del coronavirus en la capital.

El bando firmado por la Alcaldesa de la municipalidad de Malabo, María Coloma Edjang Mbengono, va encaminando en apoyar las medidas ya tomadas por el de Malabo para la contención de la Covid-19 en el país. El objetivo es evitar la aglomeración de personas y respetar el distanciamiento según las normas dictadas por sanidad, ya que los mercadillos son lugares donde se registra acumulación de compradores y vendedores. Fuentes de la institución aseguran que estos pueden constituir un foco de contagio o de propagación del virus ya que se apiñan gente de diferentes partes de la ciudad y de diferentes capas sociales.

Pese a las recomendaciones del comité nacional de lucha contra el covid 19 y la OMS donde se recomienda: lavar las manos constantemente, desinfección de las manos, llevar la mascarilla, distanciamiento social y evitar las aglomeraciones, en las últimas semanas se ha registrado un aumento de casos en Malabo y Bata según fuentes de Sanidad. Por esta razón, todos los entes estatales se movilizan para ayudar en esta lucha.

La llegada de lotes de vacuna donadas por el gobierno Chino ha sido un tranquilizante para los ciudadanos pero los contagios no se detienen. “Pueda que ha llegado la vacuna a nuestro pías, pero no es razón para dejar de aplicar las normas de protección, por eso el gobierno ha visto a bien implementar una campaña de vacunación, pero para no registrar más contagios en el periodo de vacunación se ha dictado nuevas restricciones” explicaba un miembro de sanidad.

Los comerciantes por su parte han protestado por esta medida afirmando que supone la perdida de su «única fuente de ingreso». Los mercadillos suponen un flujo importante de ingresos en la economía local, donde diferentes comerciantes tienen la oportunidad de ofertar sus productos en diferentes sitios a lo largo de la semana. El cierre de estos mercadillos constituye una pérdida de ingresos y un colapso de la economía de la ciudadanía.

“Muchos de los que vendemos aquí o acudimos a los mercadillos somos madres y padres de familia, es nuestra única fuente de ingresos para poder llevar a casa algo de comer para nuestros hijos, además tenemos hijos en los centros y universidades tanto fuera como dentro del pais y cuando toman esa decisión no tienen en cuenta todo eso” ha expresado Maria Luisa Mbang, comerciante.

Las restricciones dictadas por el gobierno para la contención del virus en el país afectan a diferentes capas sociales, y contribuyen a salvaguardar la salud publica.

Publicar un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí