CPLP: El FMI recorta las previsiones de crecimiento del PIB para los países de lengua portuguesa en África

0

El Fondo Monetario Internacional ha rebajado sus previsiones de crecimiento económico en Angola, , , Mozambique y Santo Tomé y Príncipe, aunque mantiene la estimación que publicó en abril para Guinea-Bissau.

Según el último informe Perspectivas de la economía mundial del FMI, publicado el martes en Washington como parte de las Reuniones Anuales del FMI y el , ahora se espera que el producto interno bruto de Angola crezca un 2,9 por ciento este año, en comparación con la estimación de abril del FMI. de 3,0 por ciento.

En la misma línea, el Fondo prevé que la economía de Guinea Ecuatorial crecerá este año un 5,8 por ciento, por debajo del 6,1 por ciento estimado en abril, con el agravante de que la recesión económica estimada para el próximo año se prevé ahora peor, con la economía se contrae un 3,1 por ciento en lugar de un 2,9 por ciento. Si eso resulta ser correcto, significa que el crecimiento del PIB en el miembro más nuevo de la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP) ha sido negativo en promedio durante la última década.

Las tasas de crecimiento de Mozambique y Santo Tomé y Príncipe para 2022 se prevén en un 3,7 % y un 1,4 %, respectivamente, en lugar de las cifras del 3,8 % al 1,6 % previstas anteriormente. El Fondo también estima que la economía de Cabo Verde crecerá un 4,0 por ciento este año, en lugar del 5,2 por ciento pronosticado en abril, mientras que se prevé que Guinea-Bissau crezca un 3,8 por ciento. 

Para el subsahariana en su conjunto, el FMI revisó a la baja su pronóstico y ahora proyecta un crecimiento del 3,6 % este año y del 3,7 % el próximo, con una inflación promedio que se acelera al 14,4 %.

“En África subsahariana, la perspectiva de crecimiento es ligeramente peor que la previsión de julio, con una disminución del 4,7 % en 2021 al 3,6 % y 3,7 % en 2022 y 2023, respectivamente, lo que representa revisiones a la baja de 0,2 y 0,3 [de un] punto porcentual”, se lee en el informe.

Esta revisión a la baja “refleja un menor crecimiento de los socios comerciales, condiciones financieras y monetarias más estrictas y un cambio negativo en los términos de intercambio de las materias primas”, agrega el informe, que estima el crecimiento económico mundial en 3,2 por ciento este año, 0,2 puntos por debajo de el pronóstico de julio del FMI, desacelerándose a 2,7 por ciento en 2023.

En la parte del informe sobre África subsahariana, el FMI señala que ha habido una “revisión importante” en el pronóstico de aumento de precios, estimando que la inflación subirá a 14,4 por ciento este año desde 11,1 por ciento el pasado, es decir, 2 puntos porcentuales más que el pronóstico de julio.

Justifica los cambios con el empeoramiento de las condiciones económicas mundiales, en particular el impacto de la invasión rusa de Ucrania y las consecuencias para el comercio de productos alimenticios en África.

“En general, la inflación internacional ha aumentado, debido a los aumentos en los precios de la y los alimentos para los consumidores, con presiones inflacionarias impulsadas por la guerra”, se lee en el informe, que señala que la región del África subsahariana está particularmente expuesta a este desarrollo negativo.

“Los países de bajos ingresos donde los ciudadanos ya sufrían desnutrición y mortalidad excesiva antes de la guerra han sufrido un impacto particularmente severo, con efectos especialmente graves en África subsahariana, donde los alimentos representan el 40 por ciento de la canasta de alimentos y el efecto de contagio de los precios mundiales a los precios de los alimentos es relativamente alto, del 30 por ciento”, señala el FMI.

La subida de los precios ha llevado a los bancos centrales de todo el mundo a subir los tipos de interés, lo que en el caso de los países de África tiene un efecto doblemente negativo, ya que la mayor parte de la deuda externa se emite en dólares, encareciéndola automáticamente si los bancos centrales suben los tipos de interés. .

“Esto también ha hecho subir los diferenciales, la diferencia entre el interés de la deuda pública emitida en dólares o euros en estas economías de bajos ingresos y el interés en EE. UU. o Alemania, en el África subsahariana, la diferencia en los diferenciales de más de dos -tercios de los títulos de deuda soberana superaron el nivel de 700 puntos básicos en agosto de 2022, bastante más que hace un año”, advierte el FMI.

La ampliación de esta diferencia entre lo que pagan EE. UU. o Alemania para emitir deuda y lo que los inversores exigen de los países africanos para comprar deuda pública ha llevado a muchos países africanos a abogar por una reasignación de derechos especiales de giro (DEG) como una forma de eludir la dificultad de recurrir a los mercados internacionales para financiar el desarrollo de sus economías.

Crecimiento del PIB (%) 2022 2023
Angola 2.9 3.4
Cape Verde 4.0 4.8
Guinea-Bisáu 3.8 4.5
Guinea Ecuatorial 5.8 -3.1
Mozambique 3.7 4.9
Santo Toe y Principe 1.4 2.6

 

FUENTE: Perspectivas de la Economía Mundial

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí