Las tecnologías digitales para las personas mayores y el envejecimiento saludable.

0

La iniciativa de celebrar el Día Mundial de Internet partió, en octubre 2005, de la Asociación de Usuarios de Internet (AUI) y, tras el éxito alcanzado por la convocatoria en España, se solicitó a la Asamblea General de la Naciones Unidas (ONU) declarar el Día Mundial, para que la celebración adquiriese carácter global.

Desde entonces, el 17 de mayo es una fecha señalada en el calendario como el Día de Internet, en la que también se conmemora la fundación de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), creada en 1969 y la firma del primer Convenio Telegráfico Internacional en 1965.

El Día Mundial de Internet es también el Día de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información y se celebra para recordar la profunda transformación y los grandes avances de las nuevas tecnologías para mejorar la vida de las personas. También se señala lo que aún queda por hacer en temas tan importantes como la ciberseguridad o los derechos digitales, entre ellos, el acceso a internet, un derecho que debe tener cualquier persona en cualquier lugar.

El uso de internet ha cambiado la forma de relacionarnos con el mundo, traspasando las barreras de la comunicación y las fronteras geográficas. Diversos sectores (comercio, gobierno, educación, salud, entre otros) han sido impactados por las redes de información, generando avances que benefician a la humanidad.

Quien iba a pensar en los años 70 y 80 se podría utilizar la tecnología como herramienta de apoyo en nuestra vida cotidiana, como buscar una receta de cocina al instante y con un solo clic, reservar un vuelo o hacer compras online. Estas facilidades son solo una de las ventajas de la universalización de Internet.

Aspectos esenciales como la educación o la sanidad han registrado notables avances gracias a las nuevas tecnologías y el acceso a Internet: estudios y avances en el control y erradicación de enfermedades y aplicación de tratamientos y procedimientos médicos, telemedicina, fomento de la alfabetización digital y audiovisual, desarrollo del autoaprendizaje.

En 1969, se logró esa primera conexión con el envío de un primer mensaje entre dos computadoras y, a partir de ese momento, el desarrollo de la red de redes ha sido imparable, haciendo de Internet una herramienta esencial para millones de personas en todo el mundo. Esto ha supuesto una revolución de un calibre, como poco, similar al que en su momento supuso la Revolución Industrial.

Derecho de acceso a Internet

El significado del 17 de mayo, el Día Mundial de Internet o también conocido como Día Mundial de las Telecomunicaciones, no se limita a celebrar el nacimiento de una poderosa tecnología transformadora. También es un día importante para dar a conocer las inmensas posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías y hacer hincapié en la importancia de la accesibilidad como factor de desarrollo en cualquier ámbito y en cualquier lugar del planeta.

El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas reconoce el acceso a Internet como un derecho básico de cualquier ser humano, señalando además que cualquier otro derecho fundamental inherente a la persona debe estar protegido, también online.

Información variada y casi inmediata, documentación e investigación sobre cualquier tema, correo electrónico, comunicaciones en línea, en comercio… las posibilidades que ofrece la Red para acceder a la cultura, el empleo, a la salud o a la veloz interconexión entre personas no paran de aumentar. Poder acceder a ellas es un derecho del que nadie ha de quedar excluido por razones de edad, raza, sexo, localización geográfica o nivel económico y social.

En este sentido, hay que recordar que el tema elegido por el Comité de Impulso del Día Mundial de Internet para conmemorar este 17 de mayo, el Día Mundial de las Telecomunicaciones, se centra en la importancia de Internet y las tecnologías digitales para las personas mayores y el envejecimiento saludable.

La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), establece que el derecho de acceso a Internet debe garantizar la conectividad y el acceso universal a la infraestructura de Internet y a los servicios de las tecnologías de la información y la comunicación de manera equitativa, económicamente accesible y con una calidad adecuada.

  • Promover el acceso universal a Internet para garantizar el disfrute de derechos humanos como la libertad de expresión, la educación, la atención de la salud y el trabajo.
  • Generar mecanismos regulatorios que fomenten el acceso a Internet, especialmente en las poblaciones más vulnerables, zonas rurales y áreas alejadas de los centros urbanos.
  • Promover puntos de acceso públicos a tecnologías de información y comunicación.
  • Concienciar a la población sobre el uso adecuado de Internet, así como sus beneficios.
  • Asegurar el acceso equitativo a Internet para personas con discapacidad, adultos mayores.

Cada año, el número de usuarios de Internet aumenta y actualmente roza los 5.000 millones de personas. Pero en lo que respecta a la accesibilidad, siguen existiendo importantes diferencias entre países y regiones que inciden en el propio desarrollo, algo que también se recuerda en el Día Mundial de Internet como una necesidad que hay que corregir como vía imprescindible para acabar con las desigualdades en todos los ámbitos.

Sobre Africa

El Internet en África está limitado por una tasa de penetración más baja en comparación con el resto del mundo. Los parámetros medibles como el número de suscripciones a ISP , el número total de hosts , el tráfico de IXP y el ancho de banda total disponible indican que África está muy por detrás de la » brecha digital «. Además, África misma presenta una brecha digital interna, con la mayor parte de la actividad e infraestructura de Internet concentrada en Sudáfrica , Marruecos , Egipto , así como en economías más pequeñas como Mauricio y Seychelles .

Los usuarios de Internet en 2015 como porcentaje de la población de un país
África se muestra claramente como el área más grande detrás de la brecha digital.

Si bien el mercado de las telecomunicaciones en África aún se encuentra en sus primeras etapas de desarrollo, también es uno de los de más rápido crecimiento en el mundo. En la década de 2000, el servicio de telefonía móvil en África ha aumentado y el uso de la telefonía móvil está ahora mucho más extendido que la telefonía fija. Las empresas de telecomunicaciones de África están considerando las tecnologías de acceso inalámbrico de banda ancha como la clave para que Internet esté disponible para la población en general. Se están completando proyectos que apuntan a la realización de redes troncales de Internet que podrían ayudar a reducir el costo del ancho de banda en los países africanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí