Putin e Italia exhiben su buena sintonía en una visita relámpago

Vladímir Putin aterrizó en Roma a las 12.58 del mediodía y supo enseguida que pisaba tierra amiga. El presidente ruso fue recibido con todos los honores imaginables y pasó una corta jornada que le llevó por los salones del Vaticano, del Palacio del Quirinale y del Palacio Chigi. Italia, el país europeo con mejores relaciones con el Kremlin, es hoy un punto estratégico para los intereses rusos. Tanto económicos —el Gobierno de Giuseppe Conte se ha opuesto repetidamente a las sanciones comerciales impuestas a Rusia— como culturales y religiosos.

Seguir leyendo.

Publicar un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí