Los miembros del África subsahariana de la OPEP planean un aumento de la producción después del recorte impuesto por la OPEP

0
Edificio de la sede Central de la OPEC en Viena Austria
- Advertisement -
Getting your Trinity Audio player ready...

Después de ser prácticamente obligados a aceptar niveles de producción de petróleo más bajos durante su última reunión en Viena, y otros miembros africanos de la Organización de la Organización del Petróleo () se están preparando para luchar por su participación de mercado dentro del grupo dominado por , segun  informa S&P. Global

“Nigeria, y acordaron que los volúmenes de producción más altos de los últimos seis meses (noviembre de 2022 – abril de 2023) se utilicen como base para la determinación de su cuota de producción de 2024”, agregó la delegación.

La restricción de la cuota se produjo a pesar de que Nigeria apuesta por el sector para reactivar la economía y los nuevos esfuerzos para aumentar la producción, con la directiva del nuevo gobierno a todas las partes interesadas para garantizar un rendimiento óptimo del sector en los próximos meses.

Según S&P, citando a personas familiarizadas con la situación, Nigeria y otras naciones africanas estaban siguiendo el ejemplo de sus contrapartes de Medio Oriente, quienes generalmente alinean sus posiciones antes de negociaciones contenciosas a través de consultas previas a la reunión.

“Los miembros del de la OPEP (Nigeria, Angola, Gabón, y la República del Congo) han visto disminuir su influencia en el bloque en los últimos años, ya que la producción de crudo ha caído muy por debajo de sus cuotas, y ahora se ven desplazados por el eje de poder Arabia Saudita-, luego de la creación de la coalición OPEP+ en 2019. Sudán y Sudán del Sur no son miembros de la OPEP.

“La estrategia sigue a una tensa reunión de la OPEP+ el 4 de junio en la que la delegación angoleña salió furiosa y Nigeria expresó objeciones en medio de disputas sobre las líneas de base de producción, que se utilizan para establecer cuotas, según fuentes en la sala”, declaró S&P.

Al final, los países africanos vieron sus líneas de base de 2024 recortadas significativamente, mientras que los tendrán la oportunidad de aumentar la producción de petróleo.

La cuota de Nigeria, por ejemplo, se redujo de 1,742 millones de bpd a 1,380 millones de bpd, mientras que la de Angola se redujo de 1,455 millones de bpd a 1,280 millones de bpd. Guinea Ecuatorial tenía el suyo casi reducido a la mitad.

En mayo, Nigeria y Angola produjeron 1,43 millones y 1,11 millones de bpd, respectivamente, según la última encuesta Platts OPEP+ realizada por S&P Global Commodity Insights.

En un movimiento que una fuente dijo que fue “impulsado” por miembros africanos, los países tienen hasta noviembre para demostrar un mayor nivel de producción que podría restablecer sus líneas de base más altas. Las cifras provendrán de fuentes secundarias, incluido S&P Global.

La próxima reunión OPEP+ está programada para reunirse el 26 de noviembre en Viena, aunque los ministros también se reunirán en la capital austriaca los días 5 y 6 de julio para el Seminario de la OPEP, un foro que incluye a los directores ejecutivos de las compañías petroleras, formuladores de políticas y otros funcionarios de la industria.

Recientemente, en 2020, los miembros africanos estaban realizando recortes de producción extremos en virtud de un acuerdo de la OPEP+ que buscaba sacar al mercado petrolero de su crisis de COVID-19.

Pero la inversión insuficiente, la inestabilidad, el activismo climático y los problemas técnicos significan que todos, excepto Gabón, han incumplido los objetivos de producción recientes, lo que lleva la influencia africana a su nivel más bajo en años. Angola bombeó 1,9 millones de bpd en 2010, mientras que Nigeria tenía la capacidad de producir 2,2 millones de bpd, pero ninguno de los dos está ni cerca.

S&P dijo el año pasado que el contingente africano perdió a su mayor patrocinador con la muerte del exsecretario general de la OPEP, Mohammed Barkindo, un antiguo funcionario petrolero nigeriano, que supervisó las recientes incorporaciones de Gabón, Guinea Ecuatorial y Congo-Brazzaville.

Los miembros africanos han sido acusados ​​​​en el pasado de no cumplir con sus cuotas, particularmente después de los recortes radicales de la OPEP, y han presionado para obtener líneas de base de producción más altas. Si bien los países africanos se han librado de los recortes debido a la baja producción, los Unidos han estado presionando por un aumento de referencia. 

A pesar de la fricción, los delegados africanos dicen que la membresía de la OPEP todavía tiene sentido, ya que la participación en la alianza les brinda una gran visibilidad para los inversores y los altos precios del petróleo ayudan a sus economías débiles.

Deja un comentario