El franco CFA de África Occidental será reformado y pasará a llamarse ‘ECO’

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y el presidente de Costa de Marfil, Alassane Outtara.

La Unión Monetaria de África Occidental acordó con Francia cambiar el nombre de su franco CFA por ECO y cortar algunos de los vínculos financieros con París que han sustentado la moneda común de la región desde su creación en la Segunda Guerra Mundial.

La moneda del franco CFA de África occidental que se usa en 14 países africanos con una población combinada de aproximadamente 150 millones y 235 mil millones de dólares de producto interno bruto (PIB),  será reformada y pasará a llamarse ‘eco’, una iniciativa que el presidente de Costa de Marfil, Alassane Ouattara, ha calificado de movimiento «histórico».

El franco CFA del África Occidental (en francés: franc CFA o simplemente franc, código ISO 4217: XOF) es la moneda de curso legal de ocho países independientes que ocupan un área de 3.500.000 km² en el África Occidental: Benín, Burkina Faso, Costa de Marfil, Guinea-Bissau, Malí, Níger, Senegal y Togo.

Países que utilizan el Franco CFA de África Occidental

Las siglas «CFA» se corresponden con Communauté financière d’Afrique (Comunidad financiera de África). El Banco Central de los Estados del África Occidental (BCEAO) es el encargado de emitir las monedas y billetes. Tiene su sede en Dakar, la capital senegalesa, y representa a los miembros de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (ECOWAS), a través de su Unión Económica y Monetaria (UEMOA). El franco se divide en 100 céntimos pero nunca se han acuñado monedas de estas denominaciones.

Billete de 10.000 Francos CFA de UEMOA

Un acuerdo histórico.

Según el acuerdo, el Eco seguirá vinculado al euro, pero los países africanos del bloque no tendrán que mantener el 50% de sus reservas en el Tesoro francés y ya no habrá un representante francés en el directorio de la unión monetaria.

Los críticos del CFA lo han visto durante mucho tiempo como una reliquia de la época colonial, mientras que los defensores de la moneda dicen que ha proporcionado estabilidad financiera en una región a veces turbulenta.

«Este es un día histórico para África occidental», dijo el presidente de Costa de Marfil, Alassane Ouattara, durante una conferencia de prensa con el presidente francés Emmanuel Macron en la principal ciudad del país, Abidjan.

Sin embargo, los cambios sólo afectarán la forma de la moneda de África Occidental utilizada por Benin, Burkina Faso, Guinea Bissau, Costa de Marfil, Malí, Níger, Senegal y Togo, todas las antiguas colonias francesas, excepto Guinea Bissau.

Este acuerdo NO afecta a los seis países que utilizan el CFA de África Central (XAF, FCFA), Camerún, Chad, República Centroafricana, República del Congo, Guinea Ecuatorial y Gabón, todas ex colonias francesas con la excepción de Guinea Ecuatorial.

El valor del CFA en relación con el franco francés se mantuvo sin cambios desde 1948 hasta 1994, cuando se devaluó en un 50% para impulsar las exportaciones de la región.

Después de la devaluación, 1 franco francés valía 100 CFA y cuando la moneda francesa se unió a la zona euro, la tasa fija se convirtió en 1 euro a 656 francos CFA.

El acuerdo sigue a las conversaciones en Abuja, la capital de Nigeria, el sábado entre líderes de África occidental. Los países del bloque CFA y otras naciones de África occidental como Nigeria y Ghana han debatido durante décadas la creación de su propia moneda para promover el comercio y la inversión regionales.

El acuerdo será implementado mediante 3 reformas de las que no formará parte Francia :

  • El cambio de nombre de la moneda
  • El fin de la entrega del 50 % de las reservas de esta moneda al Tesoro francés
  • El cierre de la cuenta de operaciones y la salida de los representantes de Francia de todos los órganos de decisión y gestión de la UEMOA.

Publicar un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí