Países de África Central preparan medidas fiscales para desalentar las transacciones en efectivo.

1
Billete de 10000 F.CA

El crecimiento de la transformación digital dentro de las instituciones bancarias, donde se implementa las transacciones de forma digital para los movimientos y operaciones bancarias, impulsa a los gobiernos y a sus actores económicos a desarrollar estrategias para hacer frente a estos desafíos digitales y asegurar que se utilice los medios digitales disminuyendo así las transacciones en metálico.

Tal es el caso de Camerún y Gabón, dos países de África Central con los que Guinea Ecuatorial forma la CEMAC( Comunidad Económica y Monetaria de los Estados de África Central), los cuales han establecido un del 2% por ciento en la retirada de efectivo en los cajeros automáticos.

El de Camerún se está preparando para instituir un sobre las retiradas de efectivo con el fin de promover la y el uso de transacciones digitales rastreables, de esta forma se establecerá un control sobre el manejo de efectivo y el control de los ingresos a las arcas del estado. La medida ya se ha adoptado en Gabón, donde se aplica un tasa del 2% a las retiradas de efectivo que superen los 5 millones de FCFA.

Según fuentes del Ministerio de Economía de Gabón, “las transacciones basadas en moneda física son difíciles de controlar y favorecen la economía informal. El objetivo de este es, por tanto, acelerar el cambio de hábitos de los usuarios, incentivándolos económicamente a favorecer las transacciones digitales o rastreables (mediante cheque, transferencia bancaria, tarjetas de pago o incluso dinero móvil) ”.

Yaundé (Capital de Camerún) ha instituido un sobre los retiros de efectivo. Este impuesto, cuya tasa está fijada en el 2%, se basa en el importe sin impuestos de las sumas retiradas. Se aplica a todas las personas físicas o jurídicas que realicen uno o más retiros de efectivo durante un mes, por un monto acumulado mayor o igual a cinco millones de FCFA, independientemente del método o frecuencia de retiro. Lo que implica que, cualquier retiro de 5 millones de FCFA en efectivo se gravará al 2%.  Es decir un impuesto de 100,000 FCFA que se cobrará durante este retiro. La ambición del es llevar esta tasa bancaria al 80% para 2030, según las previsiones contenidas en la Estrategia Nacional de Desarrollo -2030.

Camerún prepara medidas fiscales destinadas a desalentar las transacciones en efectivo, según se desprende de la circular relativa a la elaboración de la ley de finanzas de 2022, firmada el 30 de agosto por el presidente Paul Biya, el cual sostenía que «el establecimiento de medidas fiscales encaminadas a racionalizar las transacciones realizadas en efectivo » como una de las medidas para fortalecer la lucha contra la evasión y el fraude fiscal. Para ello, la circular recomienda la continuación de la colaboración entre administraciones financieras.

El propuesto para su aplicación en Camerún se estima que podría enfrentarse al hecho de que la economía camerunesa, según el Groupement Inter du Cameroun, se basa en un 90% en el sector informal. Además, la tasa bancaria es solo del 12%. Lo que representa que la mayoría de operadores no pasan por establecimientos bancarios y financieros para realizar sus transacciones.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí