La Universidad Complutense de Madrid avanza con su Escuela Africana de Guinea Ecuatorial con sede en Malabo

1
La sede de la Escuela Complutense Africana en Malabo (Guinea Ecuatorial)
- Advertisement -
Getting your Trinity Audio player ready...
  • Se espera que este mismo mes de junio de 2023 se inicien los cursos de la nueva Escuela Complutense Africana que tiene previsto abrir su sede en la ciudad de .
  • Con esta iniciativa, la Universidad Complutense traslada al continente africano la experiencia acumulada durante más de 15 años por la Escuela Complutense Latinoamericana, un modelo exitoso a través del cual docentes y estudiantes de diferentes universidades de aquella región se enriquecen mutuamente mediante el intercambio de experiencias.
  • En el caso de la instalación de la Escuela Complutense Africana se realizará con el acompañamiento de la UNGE.

Universidades españolas, y en especial, La Universidad Complutense de () ha fijado su mirad en para atraer alumnos que puedan formarse en sus centros en España, pero paralelamente, África ejerce una gran atracción sobre sus , que han encontrado en el África subsahariana un lugar donde amplificar su acción y crecer.

Es el caso de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), que ya ha decidido poner un pie en el continente abriendo la la Escuela Complutense Africana de Malabo.

La idea de esta iniciativa es fomentar la colaboración a partir del intercambio mutuo y la realización de proyectos conjuntos de investigación y docencia, para abrir nuevos caminos académicos en el continente africano. “Y es que es un entorno por explorar que está teniendo mucha demanda de formación superior, un campo abonado para tejer alianzas y fortalecer a las universidades con proyectos de formación conjunto”, asegura José Francisco Gómez, director de la Escuela Complutense Africana.

Universidad Complutense de Madrid (España)
Universidad Complutense de Madrid (España)

La Unión Europea y España tienen bastante interés en los convenios y las relaciones con las universidades africanas, aunque ya hay iniciativas bilaterales. Sin embargo, lo que pretendíamos era aglutinar en torno al paraguas Complutense todos estos primeros pasos que habíamos ido dando. Y así surge la Escuela Complutense Africana, mirando al espejo a la iberoamericana, aunque con un proyecto nuevo. Entre otras cosas porque, su propia idiosincrasia, hace que sean universidades muy diferentes entre sí»

El primero de los objetivos de la escuela es «generar cursos de formación parecido a los de Iberoamérica con una vocación de diálogo con la universidad local». Por eso ahora la Complutense quiere tener actividad permanente en Malabo. La universidad se planteó un lugar donde hacerlo y reparó en que el único país de habla hispana es Guinea Ecuatorial. Allí, dentro del recinto de la universidad Nacional de Guinea Ecuatorial (UNGE), la UCM, que es ya la tercera universidad presencial más grande de Europa, cuenta con una sede, un pequeño espacio en el que gestionar matrículas, aunque los cursos está previsto que se impartan en las aulas de la UNGE. «Se trata de fortalecer académicamente a profesores y estudiantes tanto de Guinea como de países del entorno», señala José Francisco Gómez.

La colaboración entre ambas instituciones académicas se remonta a años atrás y fruto de ella ha sido la instalación en el campus de Malabo de un laboratorio de biología vinculado a la facultad de Ciencias Ambientales de la UNGE que fue inaugurado por el profesor Goyache durante el viaje que realizó a Guinea Ecuatorial en 2019.

La Universidad Complutense se propone también ofrecer cursos de perfeccionamiento pedagógico al profesorado universitario.

Asimismo, como complemento al intercambio docente, prevé el establecimiento de un convenio de colaboración con la del Desarrollo AECID que haga en el futuro posible la realización de una serie de actividades de cooperación e investigación complementarias a la docencia vinculados a la consecución en Guinea Ecuatorial de las metas de los Objetivos de de la .

De momento, lo más inmediato es organizar una primera edición de cursos en los que profesores de la UCM va a formar a profesionales, profesores y estudiantes. La iniciativa está previsto que pueda arrancar en el mes de junio próximo y está a falta de los últimos ajustes administrativos y negociadores con la UNGE.

Para empezar, se impartirán entre ocho y diez cursos de dos semanas de duración, aproximadamente, con una duración de entre 40 y 50 horas presenciales que proporcionarán seis créditos.

La idea es saltar de la capital de Guinea Ecuatorial a otros lugares del entorno. Y es que, hasta ahora, la UCM venía desplegando proyectos concretos con una intensa actividad en Ghana, Senegal, Mozambique y Guinea. En Guinea Ecuatorial hay un laboratorio de Ciencias Biológicas y Ambientales en el que se forman profesores y hay intercambio de docentes.

1 COMENTARIO

Deja un comentario